Biografía

Pedro Peña

La trayectoria profesional de Pedro se inicia con una temprana vocación en la creación artística. Su producción pictórica pronto se enriqueció gracias a su estancia en el Madrid de los 70, donde se adentra en los círculos creativos, años estos en los que asimila las corrientes más importantes que fluyen por el panorama artístico internacional.

Madrid – Marbella

En el año 1976 llegó a una Marbella en plena fase de desarrollo turístico, situándose como referencia en el panorama internacional. Esta ciudad mediterránea ejercía un poder de atracción mundial y los encuentros que se daban con la llegada de personalidades de todos los puntos, la situaron como un lugar de confluencia de estilos e identidades.
Durante sus primeros años en esta ciudad, inició su desarrollo como interiorista junto a su carrera como pintor. Desde este periodo, la ciudad ha sido el punto de referencia para su estudio de creación.

Mediterráneo actual, un estilo de vida

Su firma personal puede definirse como un estilo mediterráneo actual. La esencia de esta etiqueta nace de la propia ciudad de Marbella como un puerto del mediterráneo contemporáneo. Señalar un espacio mediterráneo concreto no es hablar de regionalismos, no es un concepto cerrado que hable en un solo lenguaje. Más bien hablamos, al igual que las tierras mediterráneas, de porosidad cultural e influencias mutuas. Estos intercambios permiten el enriquecimiento mediante un diálogo sosegado y equilibrado. Por ello su trabajo marida la fuerte personalidad del mobiliario y el color español con el exquisito diseño italiano, con las armonías compositivas heredadas del saber islámico y con la sofisticación francesa.
Su expresión plástica, llena de color y exotismo, junto con una actitud abierta a nuevas corrientes, es la marca de su estilo como decorador.

Filosofía

La firma Pedro Peña es reconocible en los detalles y la esencialidad a lo largo de más de cuarenta años de trabajo. Su filosofía corporativa se ha ido construyendo a medida que se ha consolidado una forma de entender lo mediterráneo actual, convirtiéndose para el diseño interior en Marbella y en el panorama internacional un referente.

En cada proyecto atendemos a las necesidades particulares derivadas de la relación cliente-espacio, mutuamente se demandan soluciones que resolveremos con gestos materiales y objetuales de excelencia. Al igual que en la creación de una composición pictórica, tomamos los posibles diseños como una paleta de colores cuando se va a pintar un paisaje. Para satisfacer la excelencia de nuestro cliente, debemos seleccionar los mejores materiales, indagando a lo largo y ancho del planeta para localizar las apuestas más exquisitas de diseño, tanto en las de decoración como las de arte. A lo largo de nuestra trayectoria profesional hemos investigado sin descanso para que nuestro lenguaje se beneficie con las últimas tendencias y así poder tomar el mayor número de herramientas a la hora de construir cada proyecto. En nuestra actitud también está la mejora de los procesos creativos incorporando las innovadoras técnicas que el progreso ofrece. Es para la firma de suma importancia incorporar las últimas herramientas de visualización en 3D para que exista una comunicación fluida y bidireccional con el cliente. Hoy, los proyectos de diseño interior se benefician de los infinitos matices que aporta la visualización en tres dimensiones, aunque cada proyecto concluye con un gesto tradicional, cuando Pedro Peña puede “sentarse” en ese espacio y certificar su habitabilidad.

Concebimos espacios de atmosferas abiertas y tamizadas por la luz mediterránea. La armonía reside en la elección de piezas con una fuerte personalidad pero respetando adecuadamente la respiración entre las mismas. La ubicación de estas piezas genera una atracción estética que invita a su contemplación y disfrute, una composición de mobiliario llena de sorpresas que invitan a ser vividas. Dentro de estas fuertes composiciones, los tejidos suavizan el ambiente. A su vez, esta escenografía se sirve del color para que se genere el diálogo entre todos los elementos, un diálogo coordinado y coherente. Esta fórmula ha dado resultados excelentes en la ciudad costera mediterránea de Marbella, donde el sosegado Mediterráneo se ve acompañado muy de cerca de una espléndida sierra. La cercanía visual de estos monumentales hitos naturales y el microclima que se crea por esa conjunción, inspiran el proceso creativo de Pedro Peña.

Nuestro compromiso en cada proyecto se extiende hasta que podemos acompañar a nuestro cliente a un espacio redondo, un lugar listo para ser habitado, realizado expresamente según la visión que la firma Pedro Peña ha tenido del cliente en relación con ese el lugar. No dejamos de trabajar en nuestras composiciones hasta comprobar la sonrisa cómplice de un espectador satisfecho.